ESCRITOS >> Notas | Poemas | Preguntas y respuestas | Calendario de las lecciones | Bibliografía UCDM


Acerca del perdón

"El perd贸n reconoce que lo que pensaste que tu hermano te hab铆a hecho en realidad nunca ocurri贸. El perd贸n no perdona pecados, otorg谩ndoles as铆 realidad. Simplemente ve que no hubo pecado. Y desde este punto de vista todos tus pecados quedan perdonados. 驴Qu茅 es el pecado sino una idea falsa acerca del Hijo de Dios? El perd贸n ve simplemente la falsedad de dicha idea y, por lo tanto, la descarta. Lo que entonces queda libre para ocupar su lugar es la Voluntad de Dios." UCDM L-pII.1.1

驴C贸mo reconozco que realmente para m铆 lo que mi hermano ha hecho nunca ocurri贸? Por una sensaci贸n sentida de Expansi贸n y Paz, ya no hay ninguna contracci贸n emocional ante mi hermano, ante su recuerdo o el recuerdo de la situaci贸n. As铆 es como reconozco que se ha producido el perd贸n, y por tanto ya no hay en m铆 una percepci贸n distorsionada que ve pecado, y la Voluntad de Dios, la Mirada del Esp铆ritu que siempre 鈥淰e鈥 inocencia ha ocupado su lugar.

El ego tratar谩 de apropiarse de esta afirmaci贸n del curso para que no mire dentro lo que hay negado y no sienta lo que hay reprimido, uno de sus principales ardides es la negaci贸n, y por tanto perpet煤o la idea de pecado bajo capas superficiales de intelectualismo que dice que eso en realidad nunca ocurri贸. Pero s贸lo sintiendo la emoci贸n, s贸lo mirando honestamente puedo reconocer cuan real es para m铆 esa afirmaci贸n.

Entonces es cuando puedo decir sinceramente que siento rabia, que siento odio, que me siento triste, que me considero una v铆ctima aunque intelectualmente trate de negarlo porque ya soy m谩s espiritual, y a partir de ah铆 puedo tomar responsabilidad por la emoci贸n, pedir ayuda y elegir mirar junto al Esp铆ritu lo que hab铆a negado, o lo que es lo mismo, mirarlo desde fuera de ese sistema de pensamiento, o lo que es lo mismo, mirarlo sin tratar de arreglarlo ( me siento v铆ctima, estoy resentido por que siento que he sido injustamente tratado y no pasa nada ) esto es lo que pone en marcha un proceso de perd贸n aut茅ntico, hasta que finalmente a un nivel sentido haya una evidencia de que no hay nada que perdonar, era falso, una distorsi贸n que generaba sufrimiento, y ahora s铆 lo reconocer茅 como tal por contraste con la Realidad evidente del sentir de Paz profunda que ha ocupado su lugar.

鈥淯n pensamiento que no perdona es aquel que emite un juicio que no pone en duda a pesar de que es falso. La mente se ha cerrado y no puede liberarse. Dicho pensamiento protege la proyecci贸n, apretando a煤n m谩s sus cadenas de manera que las distorsiones resulten m谩s sutiles y turbias; menos susceptibles de ser puestas en duda y m谩s alejadas de la raz贸n.驴Qu茅 puede interponerse entre una proyecci贸n fija y el objetivo que 茅sta ha elegido como su deseada meta?

Un pensamiento que no perdona hace muchas cosas. Persigue su objetivo fren茅ticamente, retorciendo y volcando todo aquello que cree que se interpone en su camino. Su prop贸sito es distor卢sionar, lo cual es tambi茅n el medio por el que procura alcanzar ese prop贸sito. Se dedica con furia a arrasar la realidad, sin ning煤n miramiento por nada que parezca contradecir su punto de vista.鈥 UCDM L-pII.1.2-3


Por otro lado no podemos menospreciar la l贸gica demente que emplea el ego para hacer que lo falso parezca real, sin sombra de duda, evidente, generando mil y un argumentos para reforzar su punto de vista distorsionado, tener raz贸n, una 鈥減royecci贸n fija鈥 sin resquicio para ni tan siquiera considerar que pueda haber otra manera de verlo, recurriendo a una percepci贸n totalmente selectiva del pasado si es necesario, y buscando incansablemente testigos en el mundo que apoyen su punto de vista.

鈥淓l perd贸n, en cambio, es tranquilo y sosegado, y no hace nada鈥. Simplemente observa, espera y no juzga鈥︹ UCDM L-pII.1.4:1,3

Ante esta demencia coherentemente argumentada entra en juego la voluntad, la voluntad de mirar todo sin juicio (observa, espera y no juzga) de sentir, de ver todo sin creer nada, de cuestionar puntos de vista, y humildemente soltar鈥., abri茅ndome a la posibilidad de que por muy evidente que parezca que s贸lo hay una manera de percibir a una persona o situaci贸n, quiero que se me muestre esa otra manera de 鈥淰er鈥, con la Visi贸n del coraz贸n, libre de sufrimiento, plena de inocencia, y con la que ahora no puedo conectar, ah铆 entra en juego la paciencia (observa, espera y no juzga) y la amabilidad para conmigo durante el proceso.

Y poco a poco se va afianzando la voluntad de perdonar, y cada vez que me rebele a esa voluntad me lo perdono, y cada vez que vuelva a caer me lo perdono, y cada vez que me aferre a la necesidad imperiosa de tener raz贸n me lo perdono, y cada vez que me enrede en argumentos de culpabilizaci贸n me lo perdono, no pasa nada, forma parte del proceso.

S贸lo s茅 que en la medida en que voy perdonando, en la medida en que voy afianzando mi voluntad, van cayendo velos de ilusi贸n de los que ni siquiera soy consciente, pero de lo que s铆 voy siendo consciente sin lugar a dudas es de que poco a poco voy sufriendo menos, de que cada vez el peso reactivo emocional es menor, cada vez me afecta menos.

鈥淣o hagas nada, pues, y deja que el perd贸n te muestre lo que debes hacer a trav茅s de Aquel que es tu Gu铆a, tu Salvador y Protector, Quien, lleno de esperanza, est谩 seguro de que finalmente triunfar谩s. 脡l ya te ha perdonado, pues 茅sa es la funci贸n que Dios le encomend贸. Ahora t煤 debes compartir Su funci贸n y perdonar a aquel que 脡l ha salvado, cuya inocencia 脡l ve y a quien honra como el Hijo de Dios.鈥 UCDM L-pII.1.5

El perd贸n por tanto no requiere que haga nada en la forma que demuestre que he perdonado o que quiero perdonar, tomo la responsabilidad y tomo el compromiso firme de volver a Unirme por encima de todo, a nivel interno, porque ya s茅 que realmente hay otra manera, porque ya he podido ver el Milagro, porque la Confianza y la Certeza van creciendo, y con cada nuevo cambio de percepci贸n, con cada nuevo Milagro acontecido voy profundizando m谩s y m谩s en esa Confianza de saber que no voy s贸lo, que no lo hago yo, y en la Certeza de que el cambio de percepci贸n es inevitable mientras yo ponga la voluntad de que as铆 sea, dicho de otro modo, el puente que conduce del miedo al Amor est谩 siempre despleg谩ndose para m铆 esperando 煤nicamente a que yo d茅 el paso volitivo de cruzarlo.


Autor:  Paco Mingorance | 12/3/2014    

Compártelo en:
Ver todas las notas

QUIENES SOMOS
Susana Ortiz
Paco Mingorance
UN CURSO DE MILAGROS
驴Qu茅 es UCDM?
Encuentros grupales
Sesiones individuales
Encuentros grupales ONLINE
ESCUELA DE DISCERNIMIENTO EVENTOS
Próximos eventos
Actividades regulares
MULTIMEDIA
V铆deos
Audios
Meditaciones
ESCRITOS
Notas
Poemas
Preguntas y respuestas
Calendario de las lecciones
Bibliograf铆a UCDM
CONTACTO

 
Desarrollo web - Francisco Mingorance | Hosting - 2gre2 Network